11. La paz de las grallarias: donde el hombre y las aves armónicamente confluyen, publicado el 19 de octubre de 2008

Ángel Paz le preguntó a la persona que se retiraba de su equipo con el que jugaba voley en Nanegalito, Ecuador, porque lo hacía tan temprano. Este le respondió que se debía a que al día siguiente tenia que manejar para llevar a un grupo de Birdwatchers a ver un “lek” de Gallitos de la Peña (como les llaman en Ecuador al Gallito de las rocas), y para esto, debía levantarse a las 4 de la mañana, por lo que se tenía que retirar temprano a descansar.

Angel le pregunto porque se iba tan lejos, si el mismo, en su cercana plantación de tomate de árbol (aquí le decimos berenjena serrana), tenía un parche de bosque con otro lek de estas coloridas y apreciadas aves. El chofer del carro de turistas le pidió a Angel que hiciera una trocha hasta este lek y que le diría a su jefe, el dueño un “Lodge” cercano, que fuera a visitar el sitio cuando la trocha estuviera lista.

Y Angel así lo hizo. Junto con su hermano, sacaron un sendero al lek de los gallitos, a donde llegó el primer grupo de turistas exitosamente a verlos. En el camino de regreso, Angel le dijo al guía del grupo que le iba a enseñar unos pajaritos que él había acostumbrado a comer al llamarlos. Empezó a gritar a voz en cuello: “Pancho!!!!!!!!!!!….”, “María!!!!!!!!……..”. No pasaron muchos minutos hasta que aparecieron en el sendero, un par de Grallaria gigantea (Giant Antpitta). El guía y el resto del grupo quedaron boquiabiertos y estupefactos!!!!!!

La grallaria gigantesca
El Giant Antpitta es un ave que ocurre en Colombia y Ecuador y que fue recientemente redescubierta (en los 90’s) luego de permanecer décadas sin ser registrada. Es una especie muy apreciada por los tours de birdwatchers y todo un espectáculo de observar debido a su gran tamaño.

Como así, este señor podía llamar a las antpittas por su nombre?? Angel Paz, mientras hacia la trocha para el lek de los gallitos, se sentó con su hermano a comer. Mientras almorzaban, vieron pasar a estas grandes grallarias cerca, y Angel les tiró un pedazo de carne de su pan. Una de las grallarias se acercó con curiosidad y se lo comió. Angel le dijo a su hermano: Yo me voy a hacer su amigo.

Con el tiempo, angel desarrolló toda una relación con estas aves, aprendió que comían lombrices y con esto las alimentaba. Empezó a entrenarlas para que hicieran su aparición ante los atónitos birdwatchers, una vez que supo que estas aves eran la delicia de estos turistas especializados. Además, empezó a entrenar a otras especies de grallarias como Grallaria flavotincta (Yellow-breasted) y Grallaria alleni (Moustached).

Obviamente, su sitio se hizo rápidamente famoso entre los birdwatchers, quienes se pasaban la voz de un sitio donde un señor llamaba a las grallarias por su nombre. Por su lado, Angel, quien decidió apostar por el turismo y no convertir el resto de su terreno en chacras, tuvo resistencia por parte de sus hermanos, quienes lo tildaban de loco por creer que esto era más rentable que el tomate de árbol.

Una experiencia inolvidable

Cuando Angel nos pasó a recoger a las 4 de la mañana de la casa de Alejandro Solano, un guía costarricense que vive en Ecuador, Eugenio, André y yo, un argentino, un brasilero y un peruano, cogimos nuestras mochilas y trepamos a la tolva de su camioneta pick-up nueva. Nos dirigimos por la oscuridad y cuesta arriba hasta un punto en el que empezamos a caminar aún a oscuras. La trocha era empinada y barrosa, pero con buenos peldaños y una cuerda para sujetarse. Así si se podía caminar a oscuras. Y a oscuras llegamos al escondite donde al amanecer vimos al lek de los gallitos de la peña. Ambos, brasileño y argentino, estaban encantados con esta ave que no hay en sus países.

Una vez culminado este espectáculo, empezamos a regresar por una trocha, donde Angel sugirió llamar a sus amigas, un grupo de codornices de monte, las Dark-backed Word-quail (Odontophorus melanonotus), que cariñosamente había bautizado como las “Spice girls”. Angel las llamo y ellas no tardaron en aparecer sobre el sendero, para recibir la comida que este les tiraba. Luego, tal como vinieron, se fueron.

Mientras nosotros aún no terminábamos de creer lo que pasaba en frente nuestro, el hermano de Angel nos avisó que las grallarias estaban cerca. Angel empezó a llamar a María, pero ella no apareció, sino su hijo (ver foto), quien en la trocha se dedicó a comer lombrices. Al rato, apareció si, Maria, quien en vez de comer, almacenaba las lombrices en su pico. “Debe estar con crías” nos dijo Angel.

Esta increíble experiencia fue precedida de una visita al territorio de una Grallaria flavotincta que Angel recién estaba entrenando y que se mostró un poco desconfiada al comienzo, pero golosa de lombrices al final, lo que nos dejó unas muy buenas vistas de estas aves, muy difíciles de observar en estado silvestre. El tour terminó con un delicioso desayuno (incluido en los 10 dólares que pagamos por el tour) luego de deleitar la vista con el sinnúmero de colibríes que revoloteaban en los bebederos que Angel había colocado y otras aves que pudimos ver en los alrededores de este bosque húmedo de la vertiente occidental. Es decir, este paisaje cubierto de bosque tropical húmedo en la cara de los andes que da al mar, es como probablemente Chosica o Matucana se verían si no fuese por la corriente fría de Humboldt (ver foto).

Conversemos de conservación

Por supuesto que con la cantidad de visitas que recibe Angel, nadie le tiene que convencer que debe conservar estos bosques para las aves. El está convencido de esto, pues le conviene más el bosque en pie que tenerlo como una finca de berenjena serrana. Así se ganan hectáreas para la conservación de una forma convincente. Y ni qué decir de la tienda de souvenirs que ha instalado en su casa de la finca (tiene otra en Nanegalito por su puesto!), donde compré un par de polos con las fotos y los nombres de las grallarias que acababa de ver, y donde me tomé una foto con mis amigos observadores de aves, nuestro guía y por supuesto, Angel (ver foto).

Esta experiencia ya se ha empezado a replicar en el mismo Ecuador, donde Angel ya ha entrenado a un “tigre” para que muestre al Jocotoco Antpitta (Grallaria rigelyi) en la reserva de Tapichalaca, y estoy seguro que pronto acá en Peru tendremos nuestras primeras grallarias entrenadas.

6 comentarios to “11. La paz de las grallarias: donde el hombre y las aves armónicamente confluyen, publicado el 19 de octubre de 2008”

  1. Fernando Rubio Says:

    Qué bacán lo que cuentas Fernando, ni me imaginaba que esas aves terrestres, por lo gral. bastante desconfiadas y huidizas, podían familiarizarse así con la gente.. Un abrazo, Pino

  2. Fernando Angulo Says:

    Pino, asi es, bien familiarizadas!. Se supone que el articulo tendria una foto que tome de la Grallaria gigantea pero por razones “tecnicas”, aun no aparece. Aqui dejo un link para que vean una foto de esta especie: http://www.tropicalbirding.com/tripReports/TR_NEcuador_Nov2005_files/North-Ecuador-05report.htm
    Ademas, el ultimo subtitulo deberia decir: Conversemos de conservacion…..

  3. Victoria Pinzón Says:

    Me oarece muy interesante.
    quiero saber si me pueden enviar más información de las Grallarias. yo estoy haciendo un trabajo de educación ambiental en Colombia con G. Kaestneri.
    Gracias.

  4. Fernando Angulo Says:

    Victoria, te recomiendo contactar a Charles Hesse a fringe_backed_fire_eye@yahoo.com

  5. Jorge Says:

    Hola es impresionante lo que cuentas, aca en el sur en la Reserva Tapichalaca tue kla oportunidad de presenciar este maravilloso acto con el jocotoco , que experiencia para chevere, felicitaciones por el reportaje.

  6. Mazie Says:

    This is really interesting, You’re an excessively professional
    blogger. I’ve joined your rss feed and look forward to
    in the hunt for extra of your excellent post.
    Also, I have shared your website in my social networks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: